b - Bodas




¿Queréis casaros en nuestra Unidad Pastoral?, tal vez pertenecéis a ella o quizá os sentís atraídos por su belleza, arte o significado; algunos puede que hayáis llegado por casualidad.

A todos os acogemos y os ofrecemos:

 

1º.-  Un acompañamiento para profundizar en la fe y lograr que “el casaros” sea un auténtico Sacramento: Encuentro con Cristo en la Comunidad.

2º.- La oportunidad de preparar, de forma personalizada, vuestra ceremonia; dando sentido a la celebración y buscando que sea expresión viva de la fe que os ha animado a pedir el sacramento.

3º.-  Un espacio sagrado, nuestros Templos Parroquiales, y los medios  adecuados para que, vosotros y vuestros familiares y amigos, podáis vivir el gozo de participar en la celebración

  

ESPERAMOS DE VOSOTROS

 - Que solicitéis el Sacramento por motivos de fe y no por mera costumbre social.
- Que el tiempo previo al matrimonio sea oportunidad para el acercamiento a Dios.
- Que participéis en los cursillos prematrimoniales.
- Que asistáis a las reuniones que os ofrecemos o busquéis el encuentro personal con el equipo que está dispuesto a realizar el acompañamiento.
- Que comprometáis a amigos y familiares para participar en la preparación de la ceremonia
- Que viváis y hagáis vivir a vuestros invitados la celebración.

ALGUNOS AVISOS

 - Tenemos razones para no admitir ornamentación en los bancos, pasillo y barandillas.

- El templo no es lugar de hacer todas las fotos de recuerdo, sólo las más familiares.

- A los que tenéis colaboración regular con la Parroquia, queda a vuestra voluntad la entrega de alguna cantidad.

-  A los que no tenéis ninguna colaboración regular con la Parroquia, está estipulada una aportación no inferior a ciento veinte €. (120 €)

- El adorno del Templo no está incluido en los apartados anteriores y corre por cuenta de los contrayentes.